Etiquetas

Acercamientos Adivinanzas adolescencia Afuera Alejamientos Amigos Amorios Ansiedad Antropología personal Ausencia Autores Bares Barrio Barroco Bradbury Buzón Cabra calendario Calles Calma Camas cambio Canis Cansancio Casa Cerveza Ciclotimia Ciudadano Comistrajos Conjuntos Córdoba Cuento Curro Depresion Despedida Diccionario del diablo Diverso Ducha Dudar e-book Ego Entusiasmo Escritura automática Esperas Espiral Literaria Esponjoso Esvivir Excusas Experimentos con gaseosa Familia Fascinación Ficción en primera persona Fiebre Filosofía mañanera Filosofía mañanera por la noche Filosofía mañanera por la tarde Folk Folletín Fútbol Galgos Gato Gazpacho Gorrión Granada Gustos y costumbres Hablar Hombre Bala Hombres (tipos) Hormigas Idolatría Improvisación Inercia Infancia Insectos Insomnio Internet invisible Juventud divino... Lecturas Leer Lenguaje Lento Libertad Librerías Lisboa Luna Luz Macetas Mamá Mañana Mariachi Medicos Micro Miedo Miedos Mientras Moral Morbillo Mudanza Muerte Mujeres Mujeres (tipos) Música Nada Navidad Neurosis Niñohombre Niños Noche Novela Novela Negra Opino Optimismo Orden Ozú como estamos (autoterapia) País Palabras Papá Paraísos Pasión Películas Pereza Pino Plantado Playa Poesía Política Portugal Publicidad Qué jartito estoy queja Quemar Realidad Refranes Religión Reseñas ruido Sacar Semana Santa Señales Sevilla Shorradas variadas Soledad Sosialrelachionchips Soy Turista Sueño Sustituir SyE Tacones Tanatorio Tarde Tatuaje Tiempo Tópicos en gral. Tópicos Veraniegos Torre de Arena Tostadora Vacaciones Venganza viajes Vicios y malas costumbres Vino Virtudes Volver Yamadao

miércoles, 5 de agosto de 2009

Refranes que son mentira (el sueño de los justos)

"Dormir el sueño de los justos"

Si es verdad que la organización empresarial de ese tal Dios está tan estructurada, pocos llegarán a dormir alguna vez en sus vidas ese sueño tan reparador que se menciona en el refrán que titula este texto. El departamento de la planta sótano siempre anda saturado por el exceso de demandas de admisión.

Si obviamos esta concepción católica de la empresa y nos centramos en lo estrictamente humano también serán pocos los que lleguen a la cama con la medalla de justos colgada al cuello. Como mucho habrán podido fabricarse con los restos de su vida un cochambroso colgante de peltre con la inscripción: “lo intenté, pero no me dejaron”.

5 comentarios:

eρHedro dijo...

Así que tampoco podemos decir que haya vez alguna en la que paguen «justos por pecadores».

The Aloofness dijo...

No te agradecí el otro día las reseñas literarias. No he indagado mucho en poesía porque me siento como si invadiera una sesión privada de un paciente y su psicólogo. Me parece algo tan personal que es difícil que pueda comprender los sentimientos y vivirlos como míos. Puedo apreciar la belleza lingüistica, la musicalidad (Ruben Darío, por ejemplo), pero nada o poco más.

Desde el instituto con la generación del 27, los modernistas, Machado, etc. nunca he sentido pasión por la poesía. Después, poco antes de mi cuarto de siglo, Baudelaire me captó en prosa, pero la poesía (lo leí en francés) ni fú ni fá, me parecía más una lectura apropiada para cualquier miembro de tribu urbana donde el negro fuera el color central de sus ropas.

En cualquier caso tomo nota de las referencias y acepto muy agradecido todas las que vengan después.

Saludos poco antes del justo sueño.

(curioso que en mi caso, siempre que "lo intenté, nadie me lo impidió"

theodore dijo...

La Justicia es un concepto tremendamente subjetivo, por muy institucionalizada que esté. Si encima atendemos a criterios religioso-morales, corre el riesgo de convertirse en un sinsentido (y sinsensibilidad) las más de las veces.

En fin, que la variante petarda de "dormir el sueño de los justos" podría ser "La Justicia divina... de la muerte" :-)

PD: Casualmente, buscando otra cosa, me he topado hoy en una librería con "El diccionario del diablo", y no he podido resistirme. Aunque nada es casual, supongo, je je.

Un abrazo.

Arezbra dijo...

Creo que en el momento en el que empiece a sentirme incómodo en un sueño, habré llegado a ser justo. Un saludote veraniego

Argax dijo...

Ephe, siguiendo mi razonamiento y teniendo en cuenta que no hay personas justas, considerando también la posibilidad de que lo que habitualmente se llama pecadores no sea más que un producto caducado de la evolución cultural-religiosa, habría que decir que no pueden pagar por ser justos y moralmente intachables aquellos que permanecieron fuertes frente al pecado que no deja de ser un traje a medida para la culpa.
Vamos que los refranes para jugar con ellos están bien, incluso como elemento pedagógico para la transmisión de valores resultan
útiles, pero en general son estáticos y no evolucionan, por eso no me los suelo creer, aunque me gusta jugar con ellos.

Aloofness, como dices la poesía hay que personalizarla, no hay que intentar entenderla, hay que leerla con todos los sentidos y hacerla propia, por eso las recomendaciones y sugerencias en este campo están bien, pero si el acercamiento es racional no suele dar resultado.
En cuanto a tu altura moral, pues no me atrevería a dudar de ella, yo sin embargo no siempre "lo consigo", ser justo me refiero.
Un abrazo y gracias por pasar y comentar.

Querido Theodore, de eso va más o menos mi reflexión, de la difícil concreción del concepto de justicia, uno de los más inasibles y que más se me escapan.
En cuanto a tu pequeña tentación, pues no sabes lo que me alegro de haberte influido para que casualmente al topar con el Diccionario de Bierce no pudieras sino comprarlo. Para mi es una lectura amena y de esas a las que se puede regresar una y otra vez, por el formato, obviamente, pero también por el fondo y porque en dos siglos las cosas y las sociedades no parece que hayan cambiado mucho, eso es lo que aprendí yo de esa obra.

Arezbra, no etiendo muy bien lo que quieres expresar, persona mi espesura mental, es que se me montan las circunvoluciones unas encima de otras y me quedo inoperante. ¿Me lo puedes aclarar un poco? Sea como sea, un saludo de vuelta.