Etiquetas

Acercamientos Adivinanzas adolescencia Afuera Alejamientos Amigos Amorios Ansiedad Antropología personal Ausencia Autores Bares Barrio Barroco Bradbury Buzón Cabra calendario Calles Calma Camas cambio Canis Cansancio Casa Cerveza Ciclotimia Ciudadano Comistrajos Conjuntos Córdoba Cuento Curro Depresion Despedida Diccionario del diablo Diverso Ducha Dudar e-book Ego Entusiasmo Escritura automática Esperas Espiral Literaria Esponjoso Esvivir Excusas Experimentos con gaseosa Familia Fascinación Ficción en primera persona Fiebre Filosofía mañanera Filosofía mañanera por la noche Filosofía mañanera por la tarde Folk Folletín Fútbol Galgos Gato Gazpacho Gorrión Granada Gustos y costumbres Hablar Hombre Bala Hombres (tipos) Hormigas Idolatría Improvisación Inercia Infancia Insectos Insomnio Internet invisible Juventud divino... Lecturas Leer Lenguaje Lento Libertad Librerías Lisboa Luna Luz Macetas Mamá Mañana Mariachi Medicos Micro Miedo Miedos Mientras Moral Morbillo Mudanza Muerte Mujeres Mujeres (tipos) Música Nada Navidad Neurosis Niñohombre Niños Noche Novela Novela Negra Opino Optimismo Orden Ozú como estamos (autoterapia) País Palabras Papá Paraísos Pasión Películas Pereza Pino Plantado Playa Poesía Política Portugal Publicidad Qué jartito estoy queja Quemar Realidad Refranes Religión Reseñas ruido Sacar Semana Santa Señales Sevilla Shorradas variadas Soledad Sosialrelachionchips Soy Turista Sueño Sustituir SyE Tacones Tanatorio Tarde Tatuaje Tiempo Tópicos en gral. Tópicos Veraniegos Torre de Arena Tostadora Vacaciones Venganza viajes Vicios y malas costumbres Vino Virtudes Volver Yamadao

jueves, 31 de diciembre de 2009

Esto qué es lo que es!?

Pues aquí os dejo esta lindeza publicitaria que a mi me ha hecho plantearme dejar de beber la marca de cerveza anunciada. Sé que ese será un propósito vano, pero por un momento juro que me lo planteé.



Hasta dónde dice “tenemos mar, campo, nieve, desierto” aun es soportable. Después empiezan a chorrear los tópicos aderezados con música épica estilo 1492, la conquista del paraíso. Si a eso añadimos que se realiza una evidente generalización del estereotipo sevillano asimilándolo a la totalidad de Andalucía pues tenemos delante un disparate que para colmo, por lo que voy comentando con mis conocidos, no pasa desapercibido, casi siempre para bien.
Y el final, que me decís del final. Esa bandera ondeando más tiesa que la mojama. Sí, soy de los que siente cierta grima por los trapos de colores, pero es que aun teniendo conciencia de esa entidad amorfa que algunos llaman patria andaluza, esa imagen hiere la sensibilidad.

Pero lo peor de todo, lo que de verdad me ha dejado trastocado, es que en el fondo, a pesar de querer taparlo exagerando mi indignación, el mensaje ha calado en mí y he sentido al terminar de ver este despropósito un atisbo de orgullo mezclado con una difusa emoción que no sabría describir bien.

Soy andaluz, pero, a diferencia de lo que se dice en el anuncio, no me rompo la camisa, no tengo arte expansivo ni me pongo a taconear por los callejones vestido de lunares, no estoy todo el día sonriendo (más bien tengo déficit en este apartado), en mi imaginario lo más similar a un traje de luces son unos gayumbos abultados como si tuvieran una buena bombilla debajo de la tela, y por supuesto no soy una polilla como para sentirme especialmente atraído por lucecitas dentro de farolillos.

Por ser positivos, sí me gusta lo de beberse el tomate y la imagen de las licuadoras (seg.29). Aunque todos sabemos que un buen gazpacho se elabora con la minipimer añeja que ha pasado de generación en generación y tiene ya el cuello de plástico blanco que soporta las cuchillas teñido de un tono rojizo fruto de años de trabajo e inmersiones en kilos y kilos de verdura troceada.

Feliz año andaluces y extranjeros. Esta noche beberé, seguro, cantidades ingentes de esa marca de cerveza.

martes, 29 de diciembre de 2009

Dos formas de morir de amor.

El amado a la amada se parece. No da vergüenza ya la muerte, absorto jilguerito atado a su pasión.

EL JILGUERITO. Juan Gelman

Ellos que son diferentes, opuestos, encajan como los añicos de los platos arrojados por la alegría de Zorba después de una comida. Después quedan en el suelo, esperando que los recojan.


domingo, 20 de diciembre de 2009

Chapter Seven: The lonely grave of Paula Schultz

Introduce el cuerpo de la linterna en su boca. Los labios tensados por la rabia y los ojos encendidos con una resolución inquebrantable. Va a salir de ese ataúd, va a abrirse paso a través de toda la tierra que han vertido sobre ella para intentar borrarla del mapa. Pero ya ha escapado de trances mucho más desesperados. No sabe intentar, sólo sabe hacer.

Los nudillos ensangrentados, la mano crispada respira el sonido de los grillos en el cementerio. Los pulmones se abren. Ya pasó todo, ya puede seguir con su plan. Cruza la carretera convertida en una sombra al trasluz de las farolas y entra en un café a lo Hopper cubierta de polvo.

“Me da un vaso de agua por favor”

Así me siento. Sólo un poco de agua fresca antes de comenzar a caminar de nuevo guiado por un instinto casi animal. Hay futuros que no podemos esquivar.